24.1.17

Madre Clara del Carmen Aguilera


Madre Clara del Carmen Aguilera   
Nació esta religiosa el 23 de marzo de 1867 en la ciudad de Irapuato, (Gto.)
Fueron sus padres Don Guadalupe Aguilera y Doña Luisa Moncada, unidos en legítimo matrimonio.
Doña Luisa era sumamente piadosa y, aun antes de que viniera al mundo su hija, la consagro devotamente a la Santísima Virgen.
Dos días después de nacida, la niña fue llevada a la fuente bautismal de la iglesia parroquial de Irapuato. Adminístrale el bautismo el Pbro. Rufino Zepeda y púsole por nombre Epigmenia Encarnación Francisca. La apadrinaron Don Tranquilino Rodríguez y Doña Dolores Arrollo.
La familia Aguilera era muy piadosa; de modo que ejercito a la niña en toda clase de prácticas religiosas, sin exceptuar los ayunos dela iglesia.

Historia de las apariciones

 Cuando tenía cuatro años de edad oyó algo acerca de los conventos de Teresas y desde entonces sintió deseos de hacerse religiosas, quedando sorda del oído derecho con que escuchó la voz.

PRIMERA  APARICIÓN

del Niño Jesús fundador



Tuvo lugar el día 22 de Octubre de 1894, antes de que nuestra Madre Clarita ingresara a la vida religiosa; en un templo de Celaya llamado “Beaterio”, en donde asistía a la Santa Misa, pidiendo a Dios nuestro Señor, la gracia de conocer su vocación.
A la hora de la congregación, vio descender del cielo un rayo de luz, y de pie sobre una nube, a un Niño semi-desnudo, de hermosura tierna y encantadora; con la mirada hacia abajo, sus braszos extendidos y con las palmas de las manos hacia arriba.
Nuestra Madre Clarita, se sentía al mismo tiempo gozosa por tan delicada distinción y confundida por el bajo concepto que tenía de ella misma; pero tuvo valor para iniciar el siguiente dialogo:

* Yo fui quien te hablo de la vida religiosa cuando eras niña y quise que quedaras sorda, hasta que volvieras a escuchar mi voz.
> Este vil átomo te desea para que le hagas conocer el estado de vida en que me quieres.
* En el estado religioso, le contestó el precioso niño.
> Mi enfermedad es un obstáculo.
* Yo mismo seré tu médico y medicina.
> Soy pobre, no tengo dote, y no estoy en condiciones para adquirirla.
* Yo mismo me encargaré de ti y seré tu sostén y tu fiador.
> ¿Por qué estas desnudo siendo rey del Cielo y Tierra?
* Así es como te quiero, desprendido de todo lo terreno.
> ¿Porqué tus ojos purísimos sobre mí?
* Así los he tenido y los tendré hasta el fin para atender a todos tus necesidades.
> ¿Porqué la posición de tus manitas?
* Para levantarte a una elevada perfección a ti y a tus obras.
Nuestra Madre Clarita discurría acerca de todo cuanto estaba observando y ya no se atrevió a hablar, pero admiraba, preguntaba y recibía la contestación en su interior.
¿Por qué estás tan cerca de mí?
* Tanto así me ha atraído tu humildad.
> ¡Que hermosa nube!
* Esa nube es tu oración
Y diciendo esto, desapareció

SEGUNDA APARICIÓN

del Niño Jesús fundador


El 19 de Noviembre de 1894 en el Templo del Carmen de Celaya, Guanajuato, a la hora de la Comunión, vio al lado del Evangelio un joven muy hermoso, que le tendía los brazos; quiso correr en dirección a Él, pero no pudo llegar, porque vio en el suelo unos instrumentos cortantes y dijo:¿Qué es esto que me impide llegar a ti?
No puedo poner la punta de un dedo sin despedazarme hasta los huezos.
El joven contestó: “Es el lugar desconocido donde te quiero y Yo mismo seré tu sostén y tu fiador”. Dale cuenta a tu confesor y dile que confío en su dirección.”

TERCERA APARICIÓN

del Niño Jesús fundador


El día 22 de Noviembre de 1894 en el templo del Beaterio de Celaya, después de la Comunión, Nuestra Madre Clarita le pidió por orden de su confesor, una prueba de su vocación a la vida religiosa y oyó una voz que le contestó diciendo:
“Di a tu confesor que la prueba que le doy, es que este día quedarás totalmente sana de tus graves enfermedades”.
Como de hecho ocurrió.

CUARTA   APARICIÓN

del Niño Jesús fundador


b8536-nic3b1o33-bmp

En México, D. F., cuando visitó a nuestras Madres Fundadoras en la calle 3ª de Colombia Nº 76, escucho una voz del niño que le dijo:
“Este es el lugar desconocido, donde te quiero”.

 QUINTA   APARICIÓN

del Niño Jesús fundador



Ya religiosa, el NIÑO JESÚS se le apareció en el Templo de la Encarnación de México, al finalizar el año de 1903 y le dijo:
“Te levantaré a ti y a tus obras a gran perfección”,
y nuestra Madre Clarita, entendiendo que sus obras eran la pequeña Congregación a donde Él la había conducido, le contestó:
“Acepto, con la condición de que TU seas el FUNDADOR”.

SEXTA  APARICIÓN

del Niño Jesús fundador

Él día 22 de Octubre de 1904, el NIÑO JESÚS SE LE APARECIÓ A NUESTRA Madre Clarita, pero en esta ocasión, vestido y sentado en una nube y le preguntó:

> ¿Por qué estás sentado y vestido?

* Porque soy el FUNDADOR
Por este motivo la fiesta del NIÑO JESÚS, se celebra el día 22 de Octubre y en nuestra Congregación se le llama NIÑO JESÚS FUNDADOR de las Madre Franciscanas.
NOTA: Tomado de los apuntes de N. M. Clara del Carmen Aguilera.
Ella mandó hacer la primera imagen del Niño Jesús Fundador, que se encuentra en la Casa Hogar de Niñas “DEL NIÑO JESÚS”, ubicada en San Lucas Nº 55, Coyoacán, México, D. F.
M. Mª Celia Bonifaz Mazariegos.
H.F.I.C.
México, D. F. a 19 de Noviembre de 1996

15.1.17

Historia de las apariciones


La Madre Clara Aguilera nació el 23 de Marzo de 1867, en Irapuato, Guanajuato.




Cuando tenía cuatro años de edad oyó algo acerca de los conventos de Teresas y desde entonces sintió deseos de hacerse religiosas, quedando sorda del oído derecho con que escuchó la voz.


PRIMERA APARICION






Tuvo lugar el día 22 de Octubre de 1894, antes de que nuestra Madre Clarita ingresara a la vida religiosa; en un templo de Celaya llamado "Beaterio", en donde asistía a la Santa Misa, pidiendo a Dios nuestro Señor, la gracia de conocer su vocación.
A la hora de la congregación, vio descender del cielo un rayo de luz, y de pie sobre una nube, a un Niño semi-desnudo, de hermosura tierna y encantadora; con la mirada hacia abajo, sus braszos extendidos y con las palmas de las manos hacia arriba.
Nuestra Madre Clarita, se sentía al mismo tiempo gozosa por tan delicada distinción y confundida por el bajo concepto que tenía de ella misma; pero tuvo valor para iniciar el siguiente dialogo:


* Yo fui quien te hablo de la vida religiosa cuando eras niña y quise que quedaras sorda, hasta que volvieras a escuchar mi voz.
> Este vil átomo te desea para que le hagas conocer el estado de vida en que me quieres.
* En el estado religioso, le contestó el precioso niño.
> Mi enfermedad es un obstáculo.
* Yo mismo seré tu médico y medicina.
> Soy pobre, no tengo dote, y no estoy en condiciones para adquirirla.
* Yo mismo me encargaré de ti y seré tu sostén y tu fiador.
> ¿Por qué estas desnudo siendo rey del Cielo y Tierra?
* Así es como te quiero, desprendido de todo lo terreno.
> ¿Porqué tus ojos purísimos sobre mí?
* Así los he tenido y los tendré hasta el fin para atender a todos tus necesidades.
> ¿Porqué la posición de tus manitas?
* Para levantarte a una elevada perfección a ti y a tus obras.
Nuestra Madre Clarita discurría acerca de todo cuanto estaba observando y ya no se atrevió a hablar, pero admiraba, preguntaba y recibía la contestación en su interior.
> ¿Por qué estás tan cerca de mí?
* Tanto así me ha atraído tu humildad.
> ¡Que hermosa nube!
* Esa nube es tu oración
Y diciendo esto, desapareció

SEGUNDA APARICIÓN




El 19 de Noviembre de 1894 en el Templo del Carmen de Celaya, Guanajuato, a la hora de la Comunión, vio al lado del Evangelio un joven muy hermoso, que le tendía los brazos; quiso correr en dirección a Él, pero no pudo llegar, porque vio en el suelo unos instrumentos cortantes y dijo: ¿Qué es esto que me impide llegar a ti?
No puedo poner la punta de un dedo sin despedazarme hasta los huezos.
El joven contestó: "Es el lugar desconocido donde te quiero y Yo mismo seré tu sostén y tu fiador". Dale cuenta a tu confesor y dile que confío en su dirección."




TERCERA APARICIÓN








El día 22 de Noviembre de 1894 en el templo del Beaterio de Celaya, después de la Comunión, Nuestra Madre Clarita le pidió por orden de su confesor, una prueba de su vocación a la vida religiosa y oyó una voz que le contestó diciendo:
"Di a tu confesor que la prueba que le doy, es que este día quedarás totalmente sana de tus graves enfermedades".
Como de hecho ocurrió.


CUARTA APARICIÓN




En México, D. F., cuando visitó a nuestras Madres Fundadoras en la calle 3ª de Colombia Nº 76, escucho una voz del niño que le dijo:

"Este es el lugar desconocido, donde te quiero".


QUINTA APARICIÓN




Ya religiosa, el NIÑO JESÚS se le apareció en el Templo de la Encarnación de México, al finalizar el año de 1903 y le dijo:

"Te levantaré a ti y a tus obras a gran perfección",
y nuestra Madre Clarita, entendiendo que sus obras eran la pequeña Congregación a donde Él la había conducido, le contestó:
"Acepto, con la condición de que TU seas el FUNDADOR".


SEXTA APARICIÓN







Él día 22 de Octubre de 1904, el NIÑO JESÚS SE LE APARECIÓ A NUESTRA Madre Clarita, pero en esta ocasión, vestido y sentado en una nube y le preguntó:



> ¿Por qué estás sentado y vestido?

* Porque soy el FUNDADOR
Por este motivo la fiesta del NIÑO JESÚS, se celebra el día 22 de Octubre y en nuestra Congregación se le llama NIÑO JESÚS FUNDADOR de las Madre Franciscanas.
NOTA: Tomado de los apuntes de N. M. Clara del Carmen Aguilera.
Ella mandó hacer la primera imagen del Niño Jesús Fundador, que se encuentra en la Casa Hogar de Niñas "DEL NIÑO JESÚS", ubicada en San Lucas Nº 55, Coyoacán, México, D. F.
M. Mª Celia Bonifaz Mazariegos.
H.F.I.C.
México, D. F. a 19 de Noviembre de 1996

31.10.13

Día Octavo


Día Octavo

Hecha la señal de la cruz se reza el acto de contrición



Señor mío, Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Tú quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me arrepiento de todo corazón de todo lo malo que he hecho y de todo lo bueno que he dejado de hacer, porque pecando te he ofendido a Ti, que eres el sumo bien y digno de ser amado sobre todas las cosas. Ofrezco mi vida, obras y trabajos en satisfacción de mis pecados. Propongo firmemente, con la ayuda de tu gracia, hacer penitencia, no volver a pecar y huir de las ocasiones de pecado. Señor, por los méritos de tu pasión y muerte, apiádate de mí, y dame tu gracia para nunca más volverte a ofender. Amén.




ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS


Omnipotente Dios y Padre Mío. ¡Mi buen Jesús!, Niño preciosísimo, ya que los ojos del cuerpo no pueden deleitarlos en mirarlos por estar escondido en ese Augusto Sacramento; descubríos a los de mi alma y daos a conocer como Dios que sustenta la vida del alma.


¡Oh amor infinito que me amáis más de lo que me puedo imaginar! ¡Santo Niño!, Descanso de todas mis penas! ¡Piadosísimo y amorosísimo Jesús de mi corazón!


Cuán grande es el amor que nos tenéis, pues vuestras delicias son vivir en nuestra compañía en el destierro de este mundo, para acudir al remedio de nuestras necesidades. ¡Oh verdadero esposo de nuestras almas! Qué mal os paga la que es infiel e ingrata. ¡Decís desde ese Sacramento, si alguna tiene sed, venga a mí y beba! "Venid a mi los que estáis trabajados y yo os aliviaré". Fiado en tan ducles palabras, a vos acudo pra que saciéis la sed de mi alma con las cristalinas aguas de la gracia y me consoléis y fortalezcais en los trabajos y tentaciones de la vida.



DÍA OCTAVO






Oración 

Aquí estoy de nuevo a tus pies, amabilisimo Niño Jesús, adorandote como te adoraron en otro tiempo los pastores en el establo de Belén. Vengo a mostrarte mi corazón con el peso de las muchas penas que abruman y sin más refugio y alivio, que el que espero hallar en el seno infinito de tu misericordia. ¡Señor! Soy pobre, tengo dolores que sólo tú puedes aliviar. Inclina a mí tus ojos de clemencia, no atiendas a mis innumerables faltas, sino al abismo de tu infinita caridad.

Por el grande amor que te hizo derramar en el calvario y por el amor que nos tienes al estar prisionero en el tabernáculo, te ruego, tengas misericordia de tus hijos. Así te lo suplico por intercesión de la Virgen Santísima. Amén.

Se rezan los cinco credos como el primer día.

JACULATORIA 

Jesús mío, misericordia

ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

Postrado ante tu augusta Majestad, divino Niño Jesús, vengo a depositar en tu amantísimo corazón mis penas y alegrías. vengo a manifestarte una vez más las fragilidades y miserias propias de mi flaqueza humana, para que tú, querido Niño, infundas a mi alma el valor de luchar y la fortaleza necesaria para contrarrestar las tempestades de la vida y sepa recidir con perfecta resignación las amarguras que te dignes enviarme.

Sé que eres mi Padre y en la actitud que tienen tus manitas, me estás diciendo: "Pedid y recibireis" confiada en la grandeza de tu generoso corazón, te ruego me concedas la gracia de llegar a ser imitadora de tus virtudes y el remedio de esta necesidad... 

HACER LA PETICIÓN


Me retiro de tu presencia esperando alcanzar la gracia que he solicitado en esta novena, así como las virtudes propias de mi estado. Te lo pido por los méritos de tu Santísima Madre y por los méritos de tu Pasión Santísima y por la Sangre que derramaste en el Calvario por todos los mortales. Así sea.

Videos

*** *** *** ***

Canto por Fatima Roxana Aguilar Candray